mi historia

Desde que estudiaba la carrera de diseño gráfico me gustaba la fotografía, pero no fue hasta que tuve mi primera réflex análoga (irónicamente una canon, ya que desde que tuve mi primera réflex digital, he sido Nikon) descubrí el amor que le tengo a la misma.

Aunque desde siempre al ver las fotos de mi infancia, me daba cuenta de la importancia de estas y del valor que toman a través del tiempo, fue hasta que fallece mi papá que la fotografía tomo para mí otro sentido, mi familia es más importante que nunca, además de no perderme de esos momentos especiales, es ahora esencial para mi capturarlos.

Y de pronto esas fotos de tu infancia desenfocadas de pronto son tu mayor tesoro.

Es por eso que los momentos más que escenas planificadas me son tan importantes.

Todavía no tengo hijos, pero tengo 4 sobrinos, uno de ellos es mi ahijada, la hija de mi hermana, Sofí.